Contagiemos….el cuidado de las finanzas

Contagium en latín es una palabra compuesta del prefijo con-, el sufijo –ium de los sustantivos neutros y el corazón de la palabra se transmite mediante “tango”, sinónimo de tocar. En pocas palabras, es la acción de tocar, y cuando tocamos podemos contagiar. Y, en sentido figurado, podemos contagiar entusiasmo, alegría y ganas de hacer algo. Por eso desde Clinkky los animamos a nuestros lectores a contagiar el cuidado de las finanzas. Y la palabra preguntona se nos viene en segundos a la cabeza, ¿y cómo lo hacemos?

Una buena forma es con el ejemplo que le damos a nuestros hijos, nietos y todos los chicos que nos rodean, en cómo los adultos cuidamos nuestras finanzas. Mostrarles en el día a día que el recurso dinero es finito y que por ello es necesario administrarlo. De la misma forma que no podemos comer una torta entera de una sola vez, los fondos los dividimos para poder usarlos de a poco y para diferentes fines. Y cómo transmitimos esa relación que tenemos con las finanzas es esencial. Una relación saludable donde al igual que el agua y el tiempo, por ejemplo, se cuidan y gestionan para obtener buenos resultados.